HP Compaq Presario CQ57: cambiar teclado y batería


Otro portátil que llega a mis manos y otro portátil al que le haremos algo de bricolaje. En este caso, el equipo no retenía nada de carga y fallaban las teclas de números del 1 al 4, ambas incluidas. El resto del ordenador estaba en buen estado aunque lógicamente acusaba los años y las especificaciones no invitaban al optimismo:
– Intel Celeron B800 a 1,5 Ghz
– 4 GB de RAM DDR-3
– Disco duro mecánico de 320 GB
– Gráficos Intel HD y pantalla de 1366×768
Pese a esto, el ordenador sólo recibía un uso residual para tareas puramente ofimáticas, por lo que decidí comprar un teclado nuevo a través de eBay a la empresa ACTSL. También disponían de una batería compatible, por lo que podría intentar devolverle al equipo algo de la autonomía que había perdido por completo.
Al recibir ambos componentes, seguí este video para sustituir el teclado. Me sorprendió mucho la simpleza del proceso (sacar unos pocos tornillos de la parte inferior y usar una pequeña espátula para hacer palanca en una de las esquinas) y no se necesitan más que cinco o diez minutos.
Ya que iba a abrir el equipo, cambié el disco duro por uno de menor capacidad. Sí, has leído bien, de menor capacidad. Tan sólo debía almacenar el sistema operativo, un navegador, una suite ofimática, Spotify, Dropbox y tener espacio para almacenar algún que otro gigabyte de fotografías y documentos; por lo que con 120 GB había más que suficiente. Así, el disco de 320 puede ser utilizado como un disco externo donde hacer copias de seguridad y con el que transferir archivos entre ordenadores, si fuese necesario.
Con la batería nueva, dispone de una hora y media o dos de uso normal, con algunas medidas de ahorro de energía activadas, eso sí.
El resultado es un equipo que todavía puede ser usado durante bastantes años y en el que sólo hubo que invertir 32,20 euros: 19,95 € correspondían a la batería y 12,25 € al teclado; ya que el cambio de disco duro no era imprescindible y sólo lo hice porque el usuario disponía del otro.
El ordenador no admite mucha mejora: es imposible aumentar la memoria RAM según he leído por internet. Un disco duro SSD mejoraría la experiencia al cargar programas y abrir documentos, pero lo cierto es que con un procesador tan flojo y tan poca RAM, los cuellos de botella serían terribles, por lo que no merece la pena.
Sin embargo la pantalla, el touchpad, los puertos USB, la salida VGA, la unidad de DVD, el lector de tarjetas, la webcam y los altavoces siguen funcionando perfectamente, así que podría decirse que el ordenador está igual que cuando salió de la fábrica.
Reinstalé el sistema operativo que el portátil traía de fábrica: Windows 7. Me sentí tentado a llevarlo a Windows 10, pero preferí aplicar todas las actualizaciones disponibles en Windows Update y dejarlo tal cual, para que su usuario final (de perfil nada tecnológico) no tenga que recibir notificaciones de ningún tipo. Se enciende, se usa, se cierra, se abre, se sigue usando, se apaga. Y repetir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .