Adelgazar la web

Llevo un tiempo ya intentando aligerar este blog: he quitado todo tipo de plugins, menus innecesarios, adornos estéticos y un largo etcétera. Habrá (porque siempre debe haber de todo en la viña del señor) quien critique que siga utilizando el tema Twenty Eleven de WordPress en su versión más espartana posible cuando un blog actual que se precie estaría repleto de imágenes en alta resolución, fuentes tipográficas de alta calidad, cosas dinámicas, características sociales…
Y es que un simple paseo por el directorio de temas no deja lugar a la duda.
Y no me centro solamente en el blog.

Por eso me sorprendió no encontrarme solo en mi reticencia a recargar mi página personal más allá de lo estrictamente necesario. Fabien Sanglard lo deja bastante claro en este post. Su blog esta lleno de información sobre programación de gráficos y videojuegos, con especial atención a títulos antiguos. En él analiza la tecnología (habitualmente el código) detrás del avance de los juegos y lo recomendaría enormemente. No me preguntes cómo es que lo tengo en mi RSS desde hace años, porque no recuerdo cómo lo encontré, pero vale su peso en oro si te interesa este asunto mínimamente.

El caso es que su MacBook Air de mediados de 2011 (Intel i5 a 1,7 GHz de doble núcleo con HyperThreading; 4 GB de RAM DDR3 1333 Mhz; 128 GB de disco SSD) se pone como una moto al cargar cualquier página web moderna por culpa de videos que se auto-reproducen en los márgenes de las páginas, sonidos por doquier, procesos en paralelo (los famosos “helpers”), etc etc.
Una máquina de estas especificaciones debería poder renderizar una web con la punta de la nariz y sobrarle recursos para hacerlo rápido y sin sudar la gota gorda.
Y aun así, nanai. Decenas de peticiones HTTP y toneladas de memoria ocupada solo para mostrar algo sencillo.

Esta tendencia ha llegado incluso a Wired, donde un periodista no especialmente inspirado pone de relieve que una página web corriente y moliente ya ocupa lo mismo que el “Doom” original.
Los tiempos de carga se han vuelto absurdos, y aunque una web tenga fines comerciales y no pueda renunciar a una serie de características y a una estética cuidada, lo que sucede “por debajo” es demencial. Nick Heer lo analiza con números objetivos.
No son únicamente ya las tipografías, los videos que te asaltan sin que te lo esperes, o imágenes de cabecera que bien valdrían para imprimir un póster de tamaño monumental, sino que el formato AMP no ha ahorrado nada del ancho de banda que prometía ahorrar.

Y sí, hay en marcha una guerra abierta entre los bloqueadores de publicidad y los anti-bloqueadores de publicidad. Bloquearla parece la única vía posible para no perder todo el tiempo de tu vida siendo bombardeado por interminables series de anuncios. Pero la cosa no acaba ahí: intenta contabilizar todo el tiempo que pasas cerrando docenas de videos, miniaturas, capas de publicidad/marketing, mensajes de suscripción a newsletters, avisos sobre el uso de cookies (gracias UE! 😡)…

No quiero terminar sin acordarme de Nikita Prokopov que explica algo parecido en su blog, esta vez centrándose en como Android o Windows 10 devoran recursos para terminar haciendo poco más que, digamos, Windows 95. Vale, es una exageración, pero si lees su post entenderás a qué se refiere.
Y si no eres alguien muy “techie” o, sencillamente, no le prestas atención, pasarás por alto que en tu móvil la aplicación de Facebook ya ocupa medio giga, siendo simplemente una App que solo debe mostrar contenidos que están en verdad almacenados en un servidor. ¡¡¡Y no veas además el espacio que ocupa en lo que la app denomina “Caché”!!! Es demencial:

El problema de fondo es que cada vez disponemos de más recursos, pero eso no nos hace ser más eficientes, sino que los utilizamos sin pensar en lo que ello implica y sin preocuparnos por si hacemos un uso razonable o económico de ellos. Básicamente:
¿Sabes que construir carreteras más anchas no mejora los tiempos de viaje, ya que simplemente anima a toda la gente a conducir más?
De modo que, por favor, si vas a hacer algo en internet hazlo evitando malgastar recursos. Nuestras conexiones, nuestros planes de datos, nuestros ordenadores, la batería de tu smartphone cuando estás lejos de un cargador y nuestra paciencia (la de todos) te lo agradecerá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .