Un blogger atípico

En estos últimos días he estado reformando un poco el blog. Aunque no he tocado el aspecto (no he encontrado un tema de mi agrado) sí que he marcado como privados algunos posts antiguos que no aportan nada.
También había varios casos de videos de youtube que había compartido aquí y que ya no se podían ver, y he borrado esas entradas.

Debo ser el blogger más atípico que uno pueda encontrar, pues resto en lugar de sumar. Ya estaba cerca de las 500 entradas publicadas y ahora mismo hay (publicadas y públicas) algo menos de 400.
He procurado que esta limpieza a fondo -que incluye categorías, etiquetas y enlaces perdidos- sea lo más eficaz posible.
No es la primera vez que hago esto, así que creo que todo ha salido bien. Por supuesto, te pido que si encuentras algo que no funciona, por favor, me dejes un comentario.

¿Por qué lo hago? En primer lugar porque me gusta mantener en forma la página, con todos sus contenidos y enlaces funcionando. No quiero que quede nada por ahí desperdigado. Además, la salud de todos los posts ya sólo depende de WordPress.com y de mi cuenta de iCloud Drive para esos archivos adjuntos rebeldes que no puedo subir directamente.
Por otro lado, he decidido cerrar algunos frentes abiertos y focalizarme más en los contenidos principales que publico, minimizando la publicación de entradas de carácter más personal o irrelevantes para los visitantes. No es que no las escriba, simplemente no están visibles. Protejo así la privacidad de las entradas que escribo para mí mismo, a modo de journal, y quito “paja” de en medio.

Hay un tercer motivo, menos técnico y menos práctico, pero más de fondo. En mi último cumpleaños (mi trigésima órbita en este sistema Solar) me han regalado el libro de Francisco Bernabé Durán, del blog Pons Asinorum. Su recopilación de historias escritas en su sitio me ha hecho ver el efímero poso que pueden dejar las entradas de como esquivar un error del sistema operativo, o los análisis de juegos y hardware. Todo esto caducará con el tiempo. Los errores se subsanarán, el hardware se quedará obsoleto, los juegos habrán perdido cualquier interés, etc.
Quiero escribir para mi yo futuro y asegurarme de que vaya a ser interesante. Recopilar vida, no información.

En definitiva, menos cantidad y más calidad. No voy a competir con quienes pueden publicar quince o veinte entradas al día, pero voy a intentar que cada texto publicado sea lo más relevante posible para mi… y para tí, que lo estás leyendo.

Un comentario en “Un blogger atípico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .