8 Utilidades Imprescindibles para Mac en 2018

En un enorme alarde de originalidad (y anticipación de los acontecimientos), voy a ir dando por terminado el 2017 (al que aun le quedan cuarentaytantos días) y aprovecharé para recopilar aquí las pequeñas utilidades que utilizo a diario en mi MacBook. ¡Que rompedor! ¡Que innovador! 🤣

Amphetamine es la utilidad que utilizo para evitar que el Mac se vaya a reposo. En este sentido hay bastantes utilidades de este estilo pero en concreto me gusta que pueda permitir que se apague la pantalla mientras el ordenador sigue plenamente operativo, o permitir el reposo del almacenamiento, etc. Con un simple clic en el icono de la barra de sistema, activo o desactivo este modo y además es una app muy personalizable.

AppCleaner es de esas utilidades que deberían estar en todo Mac, sobretodo si eres alguien que instala y desinstala aplicaciones habitualmente. Además de borrar la aplicación en si misma, AppCleaner rastrea los archivos de configuración que puedan quedar en tu disco duro, ocupando un valioso espacio. No está en el Mac App Store, pero es gratuita y se puede descargar e instalar fácilmente.

Magnet es una aplicación de pago disponible en la tienda que añade a MacOS algo que echo mucho en falta. Permite que organices rápidamente tus ventanas haciendo que los bordes de la pantalla sean “magnéticos”, es decir, que si arrastro por ejemplo la ventana del navegador a la derecha de mi pantalla, ésta se redimensiona para ocupar la mitad del espacio de trabajo. O por ejemplo, si la arrastro hacia arriba, la maximiza. Al momento de escribir este post, se puede comprar con un descuento del 80% con lo que el precio se queda en tan solo 1,09€.

RDM es una utilidad que se coloca también en tu barra superior y te permite aprovechar al máximo la pantalla retina de tu Mac. Además de las resoluciones HiDPI, te deja escoger las nativas de la pantalla. E mi caso, un MacBook Pro de 13′ comprado en 2014, puedo llegar a seleccionar la absoluta barbaridad de 3360×2100 (!!!). RDM es gratuita y no tiene una web específica (incluso hay otras utilidades muy semejantes) pero se puede descargar el correspondiente “.dmg”. Simplemente pincha en el logo.

Sublime Text es mi editor de texto plano favorito. Va genial para código porque tiene resaltado, puedes ajustarlo a tus necesidades con precisión quirúrgica y la interfaz es una verdadera delicia. Eso sí, configurarlo puede resultar un tanto farragoso porque se hace a través de archivos de propiedades, en lugar de ofrecer un diálogo para hacerlo más visual y menos propenso a que comentas errores. No obstante, una vez lo tienes, es insuperable. ¡Haz copia de tu archivo de configuración por lo que pueda pasar!

A nadie le extrañará que The Unarchiver sea una de las aplicaciones más descargadas en el Mac App Store. Puede abrir prácticamente cualquier tipo de fichero comprimido y funciona de forma tan transparente que a veces no comprendo como Apple no la incluye directamente ya en MacOS como una utilidad del sistema más. El pasado verano su desarrollador (Dag Ågren) anunció que no podía seguir manteniendo el programa y fue a continuación comprado por MacPaw, que lo conservará gratuito y seguirá trabajando en él. MacPaw es una compañía especializada en utilidades del sistema igualmente interesantes como, por ejemplo, CleanMyMac.

Transmission es el mejor cliente de BitTorrent que la faz de la tierra ha conocido: puedes hacer que se ejecuten scripts al finalizar cada descarga, controlar el cliente de forma remota o monitorizar un directorio en busca de nuevos Torrent. Esto puede ser superútil si lo combinas con alguna carpeta que tengas en la nube. Pongamos que tienes una carpeta de Dropbox llamada “torrents” y que tu ordenador con Transmission la está vigilando. Y ahí lo dejas, en casa, mientras tu te vas a hacer tus cosas. Si en algún momento, aunque no tengas acceso a tu ordenador, necesitas descargar un archivo por BitTorrent, bastará con que almacenes en tu carpeta de Dropbox el fichero con extensión “.torrent” y así, automágicamente, Transmission comenzará a descargarlo. Brillante. Y libre de publicidad.

Hay que tenerlos muy bien puestos (los codecs, malpensados) para que al reproductor VLC le cueste abrir algún archivo multimedia. Y donde digo archivo, podemos decir streaming. Y donde digo abrir digo convertir a otro formato, que también puede hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .