Folsom & Co., o mejor dicho, Falsos & Co.

Quizás la única red social que he terminado utilizando ha sido Instagram y me encanta: puedo combinar contenidos como foto o video de lo que más me interese y seguir a otra gente interesante. No invita ni a largos textos ni a estar sometido al constante bombardeo de Facebook, con notificaciones por doquier, eventos, juegos de granjas y otros menesteres igualmente favorables a la procrastinación, la inmadurez y el holgazaneo más hipsteriano posible.

Todo era de color de rosa, efectivamente, hasta que se empezó a introducir publicidad en las Stories, y hete aquí que alguien débil y falto de fuerza de voluntad como yo, picó en una de las ofertas que aparecían. Y es que me encantan los relojes. Me parecen la pieza de joyería masculina por excelencia. Una combinación de tecnología, moda y arte que bien presta una utilidad  como bien agrega a nuestras vidas (y nos subyuga con ello) el poético paso del inmisericorde tiempo. Todo bien, vamos.

Una de estas ofertas era de la compañía Folsom & Co. y me dejé llevar por un modelo “Jones” en color gris que además de un aspecto sencillo y elegante estaba por unos módicos… $0.00 !!
Es decir, solo debía pagar el envío, que no era precisamente barato pero en fin… ¿Que podía ir mal? Chikilín, $9.95 y a esperar…

Vale, no esperaba nada mejor que cualquier reloj que puedas comprar en Aliexpress. Y efectivamente se confirma la tragedia. Esta misma mañana (en eso si que han sido rápidos, solo ha tardado una semana en llegar) he recibido un “paquete” por llamarlo de alguna manera. Ni caja ni nada, tan solo algo de papel de burbuja y plástico (enviado por cierto desde Vallecas, Madrid).

Por supuesto en persona el producto es… en fin, yo me encontré con esto:

El color no se corresponde del todo con la foto de la tienda (algo que por otro lado ya podíamos esperar) y el acabado es bastante malo, con alguna muesca en la parte inferior de la caja. Por no decir que, lógicamente, no viene con ningún tipo de serigrafía ni documentación que acredite lo que estás comprando.
En Amazon se pueden encontrar relojes similares por entre 10 y 20 euros, mientras que seguramente en Aliexpress los haya por una fracción de ese precio.

Además, en Amazon se pueden encontrar otros relojes elegantes y de buena calidad por menos de 100€. Sin ir más lejos, a principios de este año conseguí un Ben Sherman muy bien de precio, que no es un Rolex claro, pero cumple su cometido y luce de maravilla en cualquier muñeca. Con su cajita, garantía y todo, como dios manda.

En lo que la tienda no ha escatimado es en enviarme e-mails agradeciéndome enormemente haber confiado en ellos, explicándome que son una compañía de lo más cool y trendy y que además sus oficinas son las más molonas de las startups relojeras. Incluso, me han regalado un código de descuento (que expira el próximo Lunes, no vaya a ser) para invitarme a comprar otro de “sus” productos.

En definitiva, que nadie da duros a pesetas, como decía mi santa madre, no sin razón. Espero que Instagram sea un poco más estricto con qué tipo de anunciantes aparecen en su plataforma porque es una lástima que ocurran estas cosas. De las GoPro’s a $15 y cámaras réflex Canon a $30 ya mejor ni hablamos, verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .